¡LOS APEGOS NO NOS DEJAN VER MÁS ALLÁ!

27 Abr 2017
66 times

Cada ser humano siente que todo o casi todo le pertenece. Creemos que somos merecedores de aplausos, de elogios y que el resto del mundo debe rendirse a nuestros pies.


Nos cuesta mucho trabajo aceptar que en la vida hay cambios, es difícil entender que el otro o los otros son diferentes, que piensan distinto, que tienen sus propios intereses y proyectos.


En este mundo que nos tocó vivir, es muy difícil vivir sin estar apegado a algo y en la mayoría de los casos a alguien. Nos apegamos a lo material (zapatos, ropa, joyas, celular, una marca, un carro, una casa, o cualquier objeto) de la misma forma, que es muy grave nos apegamos a (un amante, hijo, empleo). En el libro quien se ha llevado mi queso, se muestran dos tipos de pensamientos; uno que de manera rápida logra adaptarse a los cambios y logra desapegarse a lo establecido; y el otro, es la muestra a la resistencia a los cambios, el decir no se puede, no acepto, no puedo dejar de hacerlo de esta u otra forma.


El estar apagado nos esclavizan, nos atan y puede causarnos daños increíbles, nos puede llevar a sufrir diferentes patologías que afectarían nuestro cuerpo y nuestra mente. A diario vemos personas apegadas a lo material y les cuesta demasiado dar, entregar, ceder, regalar, son tan egoístas que por momentos creen que se llevaran todo lo que poseen al cementerio.


El corto metraje “el otro par”, que es un documental, nos muestra una historia realmente maravillosa y nos transmite lo hermoso que es desapegarnos de las cosas y ver la felicidad en el otro, que a su vez nos causa mucha alegría , mucha paz y  libertad.
 

Rate this item
(1 Vote)